"Mi lucha dejó de ser individual para tornarse colectiva"

EL UNIVERSAL
martes 13 de octubre de 2015  12:00 AM


Es un hombre de negocios con estudios en Economía y Contaduría (UCAB), licenciado en Administración de Empresas (UNA), certificado como Intérprete Público de Venezuela, profesor en la Escuela de Derechos Humanos de Caracas, casado y con hijos. A sus 42 años, Manuel Cedeño descubrió que tenía Síndrome de Asperger, en 2012.

Desde entonces inició una campaña a través del Twitter (@SoyAspie) contando su experiencia en primera persona. Su exitoso activismo en las redes sociales viene dado por el hecho de narrar en primera persona sus vivencias, sufrimientos, miedos, triunfos y fracasos. También creó la Fundación SoyAspie, a través de la cual ofrece conferencias para educar sobre el Asperger y cómo vivir con el diagnóstico y otros trastornos del espectro autista.

El próximo 22 de octubre, bautizará su libro "El niño que fui", donde cuenta como fue adaptándose "a lo bruto" al mundo circundante, pues en aquella época muy pocos especialistas estaban en capacidad de diagnosticar este síndrome. En su infancia y adolescencia fue víctima de acoso escolar por ser diferente. Pero ese niño que era incapaz de sostener una conversación con sus pares, hoy cuenta su testimonio en auditorios con cientos de personas. "Mi lucha dejó de ser individual para tornarse colectiva. El alcance de nuestras charlas ronda las 1.500 personas; a través de las redes son más de 6 mil y hemos beneficiado en menos de un año a 10 familias en Guarenas y Guatire costeando tratamientos a niños con Asperger", cuenta Cedeño, quien lleva sus conferencias a escuelas y universidades.

"Mi intención con el libro y las charlas es que las madres sepan que algunas cosas que hoy le parecen imposibles que su hijo con Asperger logre, mañana las podrá ver hechas realidad. Porque ellos pueden ser niños felices y adultos con una vida plena". DM