La primera vez que oí hablar de autismo

0
49

La primera vez que oí hablar de autismo fue con Rain Man, aunque él no se parece en nada a mí algo hizo clic dentro de mí y me fascinó ese mundo. Sin embargo no imaginaba que el autismo era un espectro grande dentro del cual había un rango que llamaban Asperger y al cual yo pertenecía.

Muchos años después, gracias al diagnóstico de mi sobrino descubrí el Asperger. Fue un alivio indescriptible, el descubrimiento de mi vida, no cabía dentro de mí por al fin entender tantas cosas que no tenían explicación hasta ese momento.

Lo compartí con mi esposa y con mi hija pero no supieron comprender porque es difícil entenderlo sin estar en estos zapatos, poco a poco lo entenderán. Lo compartimos mis hermanos y mis padres y fue una revolución porque cada cual tenía vivencias parecidas que no se las había contado a los demás por pena, vergüenza o miedo a ser incomprendido o qué se yo. Esos días hablamos más que en años mis hermanos, mi papá y yo, sin máscara, sin apariencias, y nos sentimos más unidos, lamentamos no habernos abierto antes, sin saber cada uno que el otro sufría en silencio pasando por algo parecido, sin saber que había una explicación y una manera de ayudarnos.

Finalmente resultó que el asperger es una característica profunda en la familia de mi padre, él mismo, mi hermano, yo, un sobrino, un tío y un primo resultamos con el síndrome, sospechamos que mi abuelo (el papá de mi papá) también lo era, pues las características las tenía altamente notorias. Es tan fuerte este rasgo en la familia, que mis hermanas y mi hija sin tener el síndrome heredaron algunas características, unas más que otras.

Pero aquello quedó en el pasado, mi infancia, la de mis hermanos y de mi padre, tantas preguntas, tanta incomprensión, ahora lo que quiero es que los niños de hoy no tengan que sufrir en silencio sin el apoyo que merecen, sin saber qué pasa con ellos y crecer y descubrir si a acaso y por casualidad sobre quienes son. Quiero que reciban todo el apoyo que yo por razones obvias no tuve y que esto les facilite ser no solo niños, sino hombres y mujeres de bien, exitosos, felices y contentos con sigo mismos.

Sígueme en twitter: @SoyAspie